Para ti ¿cómo es un viaje? No pregunto sobre un viaje ideal o soñado, sino por el concepto en si de lo que es viajar… ¿hay algo distintivo en tus viajes?

Para mi hay por un lado libertad y organización. Hay novedad desconocida y familiaridad, también seriedad y diversión y siempre, la mente intelectual esta detrás de la batuta. Disfrutar y darle un sentido al viaje, un sentido propio (como debe ser).

Sin embrago, ayer volví de un viaje vital e iniciático que ha sido todo menos propio y habitual.

El plan no suena a gran aventura, 5 días de senderismo por la isla de Ibiza. Un viaje en grupo (todas personas desconocidas, hasta el inicio del viaje al menos), con un plan (ni propio ni personal) y buena predisposición para disfrutar y generar un buen clima. Podría haberme trasladado, tal cual me encorseto para las situaciones desconocidas y fuera de control a esta experiencia y sin embargo, me desnudé y me planté en Ibiza para ser yo, de manera auténticamente consciente y disfrutona.

Me plante en Ibiza para captar, sentir, ser. No me voy a extender a todos los detalles, porque no es la idea, solo voy a abordar un par de aspectos que viví como un regalo.

  1. Todas las personas tenemos luces y sombras y predisposición a conectar. Habitualmente, pretendemos relacionarnos de luz a luz o en todo caso de luz a sombra, nunca exhibimos nuestras sombras vulnerables y hermosas, únicas y dolientes y menos aún entre desconocidas. Palabra de psicóloga. Y sin embargo, rodeada de una hermosa luz mediterránea, acompañada por 8 personas extrañas, brillé en mi vulnerabilidad…sin censura, sin pretender agradar a todo el mundo en todo momento, observante, consciente y fue fácil, amable y hermoso.
  2. La vida a veces duele y la soledad es una constante. Y esto no hace que nos bajemos del barco, todo lo contrario, nos deleitamos con la belleza, con una conversación significativa, con la confianza y el cuidado de una persona desconocida, con la aceptación y el desacuerdo de tus compañeras y compañeros de viaje. Al fin y al cabo, la vida misma es un viaje… en el dolor y en el disfrute somos. Sentimos cada instante vital y cuando nos compartimos, la magia surge.

Creo que hacía mil años no disfrutaba de estar entre desconocidas. Hacía mucho que no me lo pasaba tan bien siendo mi versión vital sin juicio alguno las 24 horas del día (y de la noche). Soltar expectativas, soltar eficacia, soltar normativas y creencias, soltar el control…es en ese momento en el que la vida se intensifica y ser tú es lo natural. Si, quizás haga falta estar de vacaciones. Si, quizás haga falta estar entre personas desconocidas. Si, quizás haga falta vivir experiencias que nos permiten resumir lo aprendido y trabajado años antes.

No, viajar no es la respuesta, la respuesta eres tú, en casa, en tu viaje soñado o en el banco de un parque. Desconéctate de los juicios y las certezas un rato y descansa en el disfrute…al menos date un respiro en el día.

Share
This