Es cada vez más común hablar del autocuidado, al menos en las profesiones asistenciales. Leía hoy una frase que dice algo así como “no puedes servir de un recipiente vacío, cuídate primero” y es cierto.

No puedo atender las necesidades de un paciente, hijo, hija, equipo de trabajo si no atiendo antes las mías propias. No se trata de mirarnos el ombligo con lupa de manera continua, sino de revisar cómo va todo por aquí dentro.

¿Cómo está mi nivel de energía en relación al descanso, a la conexión significativa, al afecto, al reconocimiento, a la nutrición a todos los niveles? No puedo escuchar con ánimo de aportar y de hacer crecer a otras personas si estoy bajo mínimos en lo que me hace ser quien soy, en mi humanidad.

Quizás suene un poco contrarevolucionario, vivimos un momento en el que la exigencia, el logro y el éxito son las banderas de todo grupo social:

  • Quiero que mi hijo, mi hija tenga todas las oportunidades posibles – y cuando digo todas, son todas – por eso los apunto a todos los deportes, idiomas, artes, etc.
  • Quiero que mis alumnos y alumnas sean los más listos, felices, exitosos…
  • Quiero que mi equipo sea el más productivo.
  • Quiero que mis clientes estén totalmente satisfechos/as.

Y no tiene nada de malo desear mejorar, crecer o superarnos. El único problema es cuando vivir se convierte en un objetivo secundario por ocuparnos de manera obsesiva en mejorar, mejorar y volver a mejorar. Alimentar nuestra mirada exigente resulta peligroso e interminable. Nunca nos dirá así está bien, es suficiente, ahora descansa un poco, ésto nos lo tenemos que decir cada uno, cada una. Para un poco, cuídate, haz algo que te haga feliz sin que el resultado sea lo importante, haz algo que te de paz, descanso, que te haga reír o lo que sea que necesites ahora mismo. Cuídate, quiérete, reconócete, valídate. En ese sentido construimos la vida que queremos, siendo más humanas, más humanos, soltando un poquito la exigencia para abrazar la vida, aquí y ahora.

¿Te apuntas a la revolución? ¡Merece la pena probar!

Share
This