Ya están aquí, ya están aquí las siempre deseadas, merecidas o no, vacaciones. Sí, ese periodo de tiempo donde procuramos dedicar nuestras horas a lo que realmente nos motiva, nos apetece, nos sienta bien. ¿Verdad?

Tengo dudas si todas las personas, cuando se plantean qué hacer en su periodo vacacional, lo hacen siendo consciente que se puede tratar de un tiempo donde eres básicamente libre para hacer y para no hacer.

De un tiempo a esta parte, tengo la sensación que hay cierta presión del entorno para que ese tiempo esté destinado a algo mega súper especial.

Si por ejemplo decides viajar (que, por otra parte, parece que se ha convertido en una obligación) es muy importante que dicho viaje sea original y lejos. Muy importante encontrar alojamientos en los lugares más inhóspitos, o que sean los más lujosos, o los más baratos (encontrar una ganga siempre hace mucha ilusión). Hacer submarinismo en las aguas más cristalinas, encontrar esa playa que nadie más conoce (aunque esté nombrada en Google Maps), subir alguna montaña con las vistas más amplias, comer en ese restaurante tan exclusivo, o tan auténtico o tan….lo que sea.

Parece que necesitemos vivir momentos especiales y al mismo tiempo, a pesar de ser todo tan especial, resulta que con eso no es suficiente. Además, tenemos que mostrarlo, enseñarlo, contarlo, que alguien más lo sepa. ¿Para qué? ¿Con qué finalidad?

Así, hace no mucho, las vacaciones eran un periodo de profunda desconexión de tu entorno habitual. Te marchabas de vacaciones y no sabías nada de nadie durante semanas y nadie sabía de ti!! (Qué locura, cuánto arriesgábamos en aquella época!!). Ahora, se ha convertido en un tiempo donde sigues híper conectada a todo lo que esté sucediendo allá de donde te marchaste y también en el lugar donde te encuentras ahora. Doblemente conectada con el exterior.

Y me pregunto… ¿Para cuándo conectar con una misma? ¿Cuándo ese periodo donde vives algo y tienes un tiempo para integrarlo, para digerirlo, para contarlo con perspectiva o guardártelo cual secreto veraniego? ¿Cuándo ha sido la última vez que te has dado un tiempo para ti y solo para ti?

Share
This