Gran parte del trabajo terapéutico o de crecimiento consciente que podemos hacer las personas tiene que ver con darle una nueva lectura a lo que hemos vivido, a nuestra experiencia pasada desde nuestra posición actual.
¿A qué me refiero con dar una nueva lectura?
A interpretar los acontecimientos con una nueva perspectiva o mirada. Quizá durante un tiempo sólo éramos capaces de ser conscientes de lo que “nos hicieron” (lo que ocurrió desde fuera) y ahora ya somos conscientes de nuestro papel activo en la experiencia que aconteció. Darnos cuenta de los roles que hemos jugado o interpretado, con mayor  o menor consciencia, y de qué manera hemos alimentado o sembrado lo que finalmente acabó aconteciendo.
Darle una nueva lectura también significa tomar perspectiva, echar la vista atrás y con nueva información comprender que lo que fue algo de vital importancia se ha convertido en un acontecimiento pasado que no ha hecho sino hacernos más resilientes, fuertes y capaces.
Darle una nueva lectura es comprender y aceptar que hicimos lo que pudimos y supimos con la información, recursos y energía que tení­amos.
Darle una nueva lectura es ir a más allá de los hechos y encontrar nuevos significados, encontrarle sentidos con una mayor profundidad.
Darle una nueva lectura es utilizar lo que te ha sucedido (y que podrí­a ser algo que has preferido ocultar, algo que te pesa o que puede ser un estigma) y colocarlo en un lugar visible, algo identitario, algo de lo que sentirse orgullosa.
El significado que le damos a nuestra propia experiencia, lo que nos decimos sobre lo que hemos vivido o experimentado, la presión del entorno enjuiciando nuestra vida o comportamiento…todo eso condiciona nuestra capacidad para descubrir nuevos caminos, explorar opciones, generar transformaciones. Por eso es tan importante qué guión tiene nuestra historia y si es o no necesario reescribirlo.
Somos mucho más que nuestras experiencias, mucho más que nuestros pensamientos, mucho más que nuestras acciones. ¿Qué acontecimiento de tu vida has reescrito? ¿Cuál tienes pendiente?
Share
This