Corren los días y las horas. Las semanas, llenas de actividades, citas y compromisos vuelan y pasamos páginas y páginas en nuestras agendas, llenando meses y años de ocupaciones. El tiempo, constructo recreado para tener relojes y agendas que llenar, pasa y vuela y no siempre nos damos cuenta de que lo que en realidad está pasando es la vida.

Esta mañana en un taller sobre Gestión del Tiempo los destellos en alguna que otra mirada al abordar este tema, el vínculo que hemos construido entre tiempo y vida, me recordó uno de mis para qués vitales (y profesionales). La vida como profesión o la profesión como vida…lo que elegimos hacer o dejar de hacer con el tiempo es, en realidad, lo que decidimos hacer y dejar de hacer con la vida. A veces, los compromisos son tan fuertes que no podemos dejar de seguir el rumbo marcado (hijos, hijas, hipotecas, trabajos fijos….) o eso es lo que nos hemos creído.

¿Qué pasaría si ahora mismo sacases tu brújula del cajón y la desempolvases? ¿Qué te diría? Si, ese instrumento que te habla de tu propósito, de tu misión, de tu para qué levantarte cada mañana, tu para qué llenar la agenda de compromisos, tus días de citas y tus horas de tareas. Esa brújula que en algún momento de tu vida te resultó fundamental (cuando elegiste qué estudiar, con quién casarte, dónde vivir, a dónde migrar o el giro que dar a tu vida) y que quizás hoy tienes olvidada en el fondo de un cajón. Ella sigue allí, no te ha olvidado. También sabe que algunos de tus propósitos o misiones, algún que otro objetivo vital habrá cambiado. Si, lo sabe. Si, lo sabes.

Hoy, te invito a darte permiso de sacarla, desempolvarla, mirarla…y si aparece una lágrima o una sonrisa, dales la bienvenida y escúchalas. Escucha a tu emoción y dale su espacio, quizás te hable de los caminos  que has recorrido y de los que te quedan por recorrer, de los proyectos que pueden nacer a partir de hoy, a partir de ahora. Deja a tu brújula a mano, consúltala de vez en cuando; recuerda esta frase de Gandhi, “el futuro depende de lo que hagas hoy” y déjate inspirar.

Share
This