05 Mar 2018

Cuando es el momento

Cuando es el momento, lo sabes, aunque en muchas ocasiones practiquemos la negación o el engaño, aunque miremos hacia otro sitio, aunque posterguemos. Cuando es el momento, lo sabes.

La observación atenta, sin miedo al resultado, sin juicio, nos da unas pistas maravillosas de lo que está ocurriendo, de lo que estás sintiendo con lo que acontece y lo que deseas hacer (o no hacer) en función de tus valores, tus objetivos, tus apetencias….

Y lo sabes. Sabes que es el momento. Te llega información, con suficiente claridad, de que es el momento.

El momento de decir que si

El momento de decir que no

El momento de abrirte a una nueva relación

El momento de soltar una que ya te pesa

El momento de pisar fuerte

El momento de aligerar y descansar

El momento de tomar decisiones

El momento de confiar en la vida

El momento de buscar

El momento de dejarte encontrar

El momento de cambiar de casa

El momento de hacer hogar del sitio donde habitas

El momento de callar

El momento de la palabra

El momento de dejarse sentir

El momento de pasar a la acción.

El momento.

Lo sabes, cuando es el momento, lo sabes. Igual que sabes, cuando no lo es.

Lástima que, a veces, no tengamos el coraje de querer saberlo, no nos escuchemos, no nos validemos, no nos respetemos y prefiramos esperar otro instante más adecuado para creer en que lo que dice nuestro cuerpo, en lo que nos quieren expresar nuestras emociones.

Lástima, que sabiendo que es el momento lo dejes pasar. Lástima, que sabiendo que no es el momento, lo fuerces.

Siente el momento. Vívelo. Respíralo. Siéntelo.

Es tuyo. Sólo tuyo.

 

 

 

Share
This